Translate

26 de junio de 2017

RESEÑA: Cerezos en la oscuridad, de Higuchi Ichiyó (s.XIX)


Cerezos en la oscuridad(Yamizakura, Ootsugomori, Nigorie, Wakaremichi, Jüsanya, Takekurabe, siglo XIX)
Higuchi Ichiyó
 
Satori Ediciones
Colección Maestros de la literatura japonesa 25
© Satori Ediciones, 2017
© Traducción y notas: Hiroko Amada y Virginia Meza
© Introducción: Carlos Rubio
1ª Edición: Febrero 2016
ISBN: 9788494578144
Páginas: 320
Literatura japonesa, cultura japonesa, s.XIX, Era Meiji, alfabetismo, caracteres kana, relatos, mujeres japonesas, escritoras japonesas, usos y costumbres, estatus social,  occidentalización, estructura familiar,prostitución, matrimonio de conveniencia, esposas repudiadas, virtudes confucianas, esclavitud infantil, concubinato, cortesanas, profesiones, costureras, igualdad de sexos, pobreza, suburbios, mundo rural, talleres, lavanderías, vestimenta, kimono 
Higuchi Ichiyó (Japón, 1872-1896).  La cultura y costumbres japonesas ambientadas mediante la escritura de tinte lírico de la autora, considerada como la primera escritora moderna de Japón.
Una recopilación de algunos de sus relatos, como muestra del esplendor de su escasa obra literaria.

Dos temas se solapan al conocer la vida y obra de esta autora: por un lado, la situación general de las mujeres japonesas en el siglo XIX, y por otro, los inconvenientes y el desfavorecimiento de elegir la escritura como profesión en esa época.

El trasfondo de las narraciones se basa en la situación de la mujer en aquel periodo, destacando el concubinato y la prostitución oficial como los ejes comunes de su existencia cotidiana.  Mujeres fuertes en situaciones extremas de pobreza que dominan el disimule del dolor en público.  Así, la mayor parte de las mujeres que desfilan en estos relatos trabajan como lavanderas o prostitutas, y anteponen el poder ejercer un trabajo y contar con una renumeración económica ante la segunda opción de depender de un hombre dentro de un matrimonio, en el que tan solo representarán un papel de sumisión o un simple estatus como reproductoras. Si bien las actividades ejercidas cuestionan su propia moral estos personajes de fuerte carácter recurrirán a ellas para sobrevivir.

Estas protagonistas son un fiel reflejo de la situación de la mujer japonesa de aquella sociedad jerarquizada y patriarcal del siglo XIX, y dado que la propia autora pasó más de una calamidad y tuvo que salir adelante trabajando como lavandera, costurera o vendedora de golosinas mientras escribía parte de estos relatos su experiencia vital nos acerca a estos ambientes sin maquillar las situaciones, a pesar de su lirismo.

Una paradoja sobre la alfabetización femenina japonesa se da al conocer algunos datos sobre las niñas de primaria, que ya en el año 1910 suponía una nada despreciable cuota de un 97% para aquellas que sabían leer los caracteres kana, cifra que no deja de sorprender si lo comparamos con la estadística europea de aquel entonces. 

Tendremos que esperar sin embargo hasta el año 1920 para que una mujer acceda a la educación superior, ya que no les estaba permitido.  Llama la atención que tampoco existía un término para definir a una mujer escritora, cuando fueron precisamente mujeres las que destacaron en dicha profesión.  La obra está compuesta de relatos que hablan de la pérdida de la inocencia o de la falta de oportunidades para las mujeres, o su indefensión ante los matrimonios, generalmente de índole tormentosa.  Cabe resaltar el magnífico y sugerente prólogo, que asesora y contextualiza los relatos que conforman esta obra, introducción que ya de por sí constituye un breve ensayo que ningún interesado en la obra de esta autora o de la literatura japonesa deberían pasar por alto.
M.A.G. para Anika entre libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com